Motivo de mi blog

Compartir mis creaciones en el mundo del jabón y la cosmética me ha llevado a editar este blog . En él expondré lo que salga de mi taller, ese laboratorio donde es inevitable que me sienta Alquimista, donde aceites, esencias y plantas me envuelven casi sin que me de cuenta y me obligan a elaborar ungüentos, cremas y jabones que hacen que el aseo diario sea el mejor rato del día.

El jabón y la cosmética artesanos es mi trabajo, mi afición y mi vida.
Espero que de vez en cuando te des una vuelta por aquí, y disfrutes de lo que veas.

Velas de Soja

Cada día más a menudo, las velas se abren un hueco más grande en nuestro hogar, nos iluminan rincones estratégicos, ambientan nuestro hogar y también son las protagonistas de algún que otro regalo.

Las velas pueden hacerse de varias maneras, mas o menos decorativas, pero lo que más nos debe importar, es la materia prima con la que están realizadas.

Las más comunes, son las de parafina, que si bien existen en el mercado distintas calidades aún la mejor, es un derivado del petróleo, se consume rápidamente y hace humo; este entra en nuestros pulmones, y no es nada aconsejable, sobretodo para niños y personas con problemas respiratorios. Su bajo precio las hace muy atractivas, pero os puedo asegurar que en mi casa, no entra ni una sola vela hecha con este producto. 

Podemos encontrar, también por precio, las velas de estearina o ácido estearico; este producto puede ser de origen animal, o vegetal. La estearina de origen animal, está realizada con sebo de animales, cerdo, cordero... y la estearina vegetal, por lo general, es un subproducto del aceite de palma, y ya conocemos todos el problema de deforestacióny aniquilacion de orangutanes que hay, y que debemos proteger. 

También encontraremos velas de geles, gelatinas, aceites...

Pero al final, la cera de soja y la cera de abejas es lo que realmente me ha convencido. Hacerlas lo decorativas que queramos no es problema, no hacen nada de humo y duran tres veces más, por lo que su precio no es tan elevado si echamos cuentas. 


Ver la llama prendida en una de estas ceras, limpia y dorada, es mágica, te transporta.

Calidez, intimidad...autenticidad.

Añadimos colores naturales si nos gustan


También un abanico enorme de fragancias

O aceites esenciales, si queremos darles propiedades aromáticas.


O no poner color y dejar el precioso color blanco de la cera de Soja

Con puntillas, flores, cintas! 


Trabajos realizados por Susana Valbuena



No hay comentarios:

Publicar un comentario