Motivo de mi blog

Compartir mis creaciones en el mundo del jabón y la cosmética me ha llevado a editar este blog . En él expondré lo que salga de mi taller, ese laboratorio donde es inevitable que me sienta Alquimista, donde aceites, esencias y plantas me envuelven casi sin que me de cuenta y me obligan a elaborar ungüentos, cremas y jabones que hacen que el aseo diario sea el mejor rato del día.

El jabón y la cosmética artesanos es mi trabajo, mi afición y mi vida.
Espero que de vez en cuando te des una vuelta por aquí, y disfrutes de lo que veas.

Tutorial de Jabón de Moras


Salir a pasear un día de otoño es de lo más placentero y relajante, si además recojes frutos, setas, hongos y al parar a descansar disfrutas un buen bocadillo al lado de un riachuelo, puedes decir que has cogido fuerzas para toda la semana.

Hace unos días salimos a pasear por el campo, tenemos la suerte de estar practicamente al lado. Hacía un día espléndido así que bocata y mochila en mano, nos pusimos en marcha.

Los que me conoceis sabeis mi afición por los jabones de frutas, así que no tuve que pensar mucho.

Cogimos un buen montón de moras que nos dieron suficiente para hacer mermelada, tintura, vinagre, licor... y un estupendo jabón.



Se que no voy a descubrir nada nuevo, pero quiero compartir esta experiencia desde el principio con el mundo jabonero, mis alumnos, expertos ya algunos en este arte y grandes amigos. A mis fieles clientes, que me siguen a donde quiera que vaya, para que conozcan el camino que lleva esa pequeña pastilla de jabón, aromática y cremosa con la que disfrutan todos los días.



Separamos como un kilo de moras. Lavamos bien.



Por si acaso dejé en remojo con un poco de vinagre, no fuera a haber algún intruso. Volvía a aclarar muy bien con agua fresca.



Como una hora escurriendo bien todo el agua del aclarado.



Para cocer la fruta para jabones, añado la cuarta parte del peso en azúcar morena.



Removemos bien.





Cocemos a fuego muy, muy lento. Intento realmente que no hierva.




Dejo hollejos, y semillas.



Envaso siempre en cristal estéril. Y reservamos, dejando enfriar en frigorífico.





 
Pesamos sosa y agua, mezclamos siempre echando la sosa en el agua y dejamos enfriar.



Pesamos el aceite de oliva y reservamos 50 gr. para calentar co la cera.



Pesamos la cera con el aceite de oliva reservado y ponemos a calentar. Es más fácil fundir la cera con un aceite, que hacerlo sola.



Si añades la mezcla al resto de los aceites fríos, se te solidificará. Añadir poco a poco más aceite, para que no se nos quede sólida la mezcla.


Pesa todos los aceites sólidos y caliéntalos.


Pesa los aceites líquidos y no los calientes. Une todos los aceites de la fórmula. Más abajo te doy todos los ingredientes.



Añade un poco de dióxido de titanio a los aceites. Las moras se pondrán marrones parduzcas en contacto con la sosa, habrá que trabajar un poco el color. 



Batimos bien. Y añadimos la solución caústica, la lejía.
Volvemos a batir , controlando la traza.




Pesamos la decocción de moras. Como veis, unos 200 gramos.



Añadimos y removemos bien. Batimos un poco.





Añadimos exfoliante de hueso de albaricoque, pues no exfoliaremos lo suficiente
solo con las semillas de las moras. Removemos.




Añadimos las fragancias, esta vez he puesto de Frambuesa con un toque muy lijero de Canela.Añadimos las micas para dar un suave tono: Mica Sky Blue, Mica Red Violet, y Mica Luster Violet.



Removemos bien, no hace falta mezclarlas con nada, ni aceite, ni glicerina, nada.
Batimos, y volcamos en el molde.




Si ves que está blando a las 24 horas, no pasa nada. Desmolda cuando realmente veas que tiene la suficiente consistencia.



Ya solo queda cortar las pastillas.



Un mes y a disfrutarlo! Hidratante, nutritivo, exfoliante y antioxidante.

Que paséis un buen otoño!
 


Os dejo la receta:
  • 169 g. sosa
  • 360 g. agua destilada
  • 650 g aceite de oliva
  • 215 g. aceite de coco
  • 215 g. aceite de palma
  • 120 g. aceite de almendras
  • 50 g cera de abejas
  • 45 g. fragancia de frambuesa
  • 5 g fragancia de canela
  • 15 g exfoliante de albaricoque 
  •  +/- 200 g. cocción de Moras

  • Dióxido de titanio 
  •  



Susana





20 comentarios:

  1. Te ha quedado precioso. Gracias por el tutorial Susana, esta estupendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro que te guste. En Canarias tenéis un montón de frutas atractivas, anímate!

      Eliminar
  2. Qué bonito, Susana!
    Y vaya tutorial más bien explicado!
    Siempre sorprendiendo.
    Montón de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu sí que me sorprendes con las cosas tan bonitas que haces. Me da rabia no poder estar más a vuestros blogs por falta de tiempo, así que os agradezco más todavía vuestros comentarios. Gracias!

      Eliminar
  3. Muchas gracias Susana. Te ha quedado genial, a ver como me queda a mi cuando lo intente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a quedar perfecto, ya lo verás. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Se te olvidó poner la cantidad de la pasta de moras, vamos de la mermelada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la foto se ve la cantidad que pongo, pero de todas formas ya lo he rectificado para que quede más claro.
      No es una mermelada, lleva muy poca azúcar. La mermelada la hice después, con lo que me quedó. Añadí más azúcar, cocí a fuego más fuerte, y colé todos los hollejos y las semillas. Un estupendo desayuno con tostadas, y dos kilitos más! Un abrazo, Blanca!

      Eliminar
  5. Se te olvidó poner la cantidad de la pasta de moras, vamos de la mermelada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Perfecto el tutorial, la fórmula y el jabón¡!
    Ah¡! y tu nuevo blog, genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Karmel! Espero sacar tiempo para ir poniendo cosillas.
      Me alegra que te guste el blog, un beso!

      Eliminar
  7. Estupendo tutorial y el jabón te ha quedado precioso. Gracias Susana.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puycita! Esta vez no hemos dado prioridad a los colorines. Espero que sea bueno cuando lo pruebe. Un beso!

      Eliminar
  8. Una receta fabulosa, para un jabón extraordinario!! Eres muy generosa al compartirla. Desde Venezuela, un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mayjozaya! Espero que lo pruebes con alguna de las frutas que tenéis por allí. Y me contarás. Un beso!

      Eliminar
  9. Muchas gracias por la receta, y muy hermoso el jabon, se agradece que hayas publicado tan bien explicada la receta ya que ayuda a personas como yo que recien estamos introduciendonos al mundo del jabon...

    ResponderEliminar
  10. Donde puedo encontrar el hueso de albaricoque? Gracias....
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, te adjunto el enlace de mi web, ahi lo puedes conseguir-

      Saludos,
      Susana

      http://jaboneriadesuval.com/materia-prima/arcillas-barros-exfoliantes/exfoliantes/exfoliante-de-hueso-albaricoque.html

      Eliminar