Motivo de mi blog

Compartir mis creaciones en el mundo del jabón y la cosmética me ha llevado a editar este blog . En él expondré lo que salga de mi taller, ese laboratorio donde es inevitable que me sienta Alquimista, donde aceites, esencias y plantas me envuelven casi sin que me de cuenta y me obligan a elaborar ungüentos, cremas y jabones que hacen que el aseo diario sea el mejor rato del día.

El jabón y la cosmética artesanos es mi trabajo, mi afición y mi vida.
Espero que de vez en cuando te des una vuelta por aquí, y disfrutes de lo que veas.

Remedios naturales para el acné


El tomillo, más eficaz que las preparaciones químicas

El acné es un trastorno de la piel que se da sobre todo en la adolescencia, cuando el sistema hormonal segrega hormonas androgénicas y estimula la actividad de las glándulas pilosebáceas de la piel. En esta época, la bacteria Propionibacterium acnes tiene más probabilidades de infectar los poros de la piel, ya que descompone los triglicéridos de la grasa formando ácidos grasos libres que irritan el tejido subcutáneo. Entonces, es cuando aparecen las molestas espinillas, que pueden convertirse en una auténtica tortura estética para muchos adolescentes. Más del 80% de ellos sufren acné, que en algunos casos puede ser realmente virulento, aunque también los adultos pueden tener acné: se calcula que el 8% de las personas entre 25 y 34 años lo padecen. Porcentaje que se reduce al 3% para las personas de 35 a 44 años de edad. Los tratamientos más habituales contra el acné son antibióticos orales o tópicos, geles o cremas con ácido retinoico o fórmulas de peróxido de benzoilo. En el caso de las mujeres, también se recetan píldoras anticonceptivas o espironolactona, un diurético. Pero, como es lógico, todos ellos tienen contraindicaciones y efectos secundarios. En el caso de las fórmulas más empleadas, que contienen peróxido de benzolio, no es infrecuente sentir quemazón e irritación en la piel. Todo ello quizás podría evitarse con preparaciones naturales de tomillo, como señala un estudio de la Universidad de Leeds Metropolitan (Inglaterra). Los investigadores crearon soluciones de alcohol con tomillo, mirra y caléndula y las mezclaron con la bacteria responsable del acné. Y vieron que el tomillo era la hierba más letal para esta bacteria. Luego comprobaron que este remedio natural era más eficaz que las fórmulas de peróxido de benzolio. Como señalan los investigadores, aún es necesario comprobar la eficacia del tomillo para el acné en seres humanos. Pero podríamos estar cerca de conseguir una alternativa natural y sin efectos secundarios para combatir las molestas espinillas.

 -------------------------------------------------------
Fuente de información: http://www.larevistaintegral.com/
jul 4 2012 | Escrito en Correo del sol.


1 comentario:

  1. Me habían hablado del romero, pero del tomillo no.
    Muchas gracias por la información!!! Besitos..

    ResponderEliminar