Motivo de mi blog

Compartir mis creaciones en el mundo del jabón y la cosmética me ha llevado a editar este blog . En él expondré lo que salga de mi taller, ese laboratorio donde es inevitable que me sienta Alquimista, donde aceites, esencias y plantas me envuelven casi sin que me de cuenta y me obligan a elaborar ungüentos, cremas y jabones que hacen que el aseo diario sea el mejor rato del día.

El jabón y la cosmética artesanos es mi trabajo, mi afición y mi vida.
Espero que de vez en cuando te des una vuelta por aquí, y disfrutes de lo que veas.

Oleato con Bayas de Enebro

Pocas plantas son tan útiles como el enebro, no sólo en aplicaciones homeopáticas, sino también en la preparación de platos, licores, como condimento aromático para carnes, etc. En homeopatía se ha utilizado siempre la tintura de gálbulos y ramas de enebro en diferentes afecciones. De las ramas, por ejemplo, se extrae un aceite adecuado para eliminar parásitos en la piel. Las hojas son diuréticas y antirreumáticas, además de útiles en el tratamiento de neuralgias musculares y artritis. Las bayas contienen un aceite esencial rico en principios activos (pipeno y borneol), inosita, un glucósido (flavona), juniperina y un principio amargo; tienen numerosas propiedades: tónicas, balsámicas, expectorantes, antisépticas, sudoríficas, estomacales y digestivas, y son también muy adecuadas para tratar desórdenes de riñón y vejiga, contra la gota y reumatismo, en afecciones de oídos, y reducción de los niveles de colesterol y azúcar.


Las bayas de enebro son el fruto de la planta leñosa o arbusto con el mismo nombre, el enebro (Juniperus communis). En realidad no son bayas, son conos femeninos en forma de baya esférica que en el arbusto presentan un color verde cuando son jóvenes y van oscureciendo al madurar, mostrando una vez secas, listas para su aplicación, el color azul-púrpura-negro característico.

Las bayas de enebro han sido muy valoradas por sus propiedades medicinales, se cree que aumenta la resistencia física, también se le otorgan propiedades digestivas, balsámicas, expectorantes, diuréticas o antisépticas entre otras. También se extrae de las bayas un aceite esencial que se utiliza en aromaterapia y perfumería.


Cuando estuvimos en el Embalse de Burguillo en el mes de febrero, recogimos unas bayas de enebro pensando en hacer un oleato con ellas.


 
Para este oleato hemos empleado un aceite de oliva virgen ecológico -OLEOLLANO- de un agricultor y amigo nuestro de Morata de Tajuña (Madrid). 
Como las bayas ya estaban secas, lo único que tuvimos que hacer era limpiar bien y pasarlas por el molinillo para abrirlas, con el fin de que el aceite extraiga sus componentes.
Después de rellenar el frasco de vidrio con las bayas y cubiertas con el aceite lo guardamos en lugar seco y a oscuras.
Dejaremos macerar alrededor de cuarenta días y a partir de ahí lo podremos usar para nuestras elaboraciones cosméticas. 


¡¡¡IMPORTANTE!!!


Si piensas recolectar las plantas en el campo, te sugerimos lo siguiente:
  • NUNCA lo hagas en espacios o entorno naturales protegidos.
  • Solo recolecta el mínimo a emplear.
  • Recolecta donde la planta sea abundante.
  • No dañes la planta ni su entorno.
  •  Actúa con responsabilidad y conciencia.
  • Mejor cultivar tus plantas si dispones de huerto, jardín o espacio para ello. 
  • Que nuestro paso por el campo no se note, y que causemos las mínimas molestias o daño a los animales, plantas y minerales que integran el medio ambiente. 
"Colabora con la Naturaleza y trabaja con ella, y la Naturaleza te considerará como uno de sus creadores y te prestará obediencia. Y entonces, ante ti abrirá sus recintos mas secretos, y te mostrara los tesoros nunca vistos por ojo alguno...."  (Fragmento de La Voz del Silencio, libro antiquísimo Tibetano)

Protege, Cuida, Educa y Respeta el medio ambiente, la Naturaleza siempre nos lo agradecerá. 
 

2 comentarios:

  1. Consulta:
    ¿se puede usar otro aceite que no sea de oliva?
    Muchas gracias por la información.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo sobre el enebro te felicitó y espero poder ponerlo en práctica!

    ResponderEliminar