Motivo de mi blog

Compartir mis creaciones en el mundo del jabón y la cosmética me ha llevado a editar este blog . En él expondré lo que salga de mi taller, ese laboratorio donde es inevitable que me sienta Alquimista, donde aceites, esencias y plantas me envuelven casi sin que me de cuenta y me obligan a elaborar ungüentos, cremas y jabones que hacen que el aseo diario sea el mejor rato del día.

El jabón y la cosmética artesanos es mi trabajo, mi afición y mi vida.
Espero que de vez en cuando te des una vuelta por aquí, y disfrutes de lo que veas.

Oleatos de Raíz de Lirio y Madera de Sándalo

 Oleatos de Raíz de Lirio y Madera de Sándalo

Estos son dos oleados que hemos tenido macerando en aceite de oliva para incorporar en nuestras formulaciones de jabones. El proceso es sencillo y que detallo a continuación.

 
Oleato de Raíz de Lirio

El extracto de la raíz del lirio blanco.- es rico en isoflavonas y poliphenol. Ambos luchan activamente contra los signos de envejecimiento de la piel. Se aplica en cosmética profesional en programas de rejuvenecimiento, lifting y en programas de cuidado de la piel. Protege las células gracias a su poder antioxidante, es también ligeramente astringente y equilibrante.

Hemos hecho este oleato con su raíz del siguiente modo:
Una vez recogida su raíz la hemos lavado para quitarle la tierra, a continuación la ponemos a secar en un lugar seco y bien aireado, después se tritura y se le coloca en un frasco de cristal con cierre hermético se le añade el aceite de oliva y se le deja macerando entre tres y cuatro meses al abrigo de la luz y del calor.
Pasado este tiempo, se procede a su filtrado, es recomendable filtrar muy bien para que no tenga ningún resto de raíz, a continuación se le envasa en recipiente de cristal hermético y su conservación debe ser en lugar fresco y con poca luz.
Este oleato lo empleamos en la fabricación de jabones porque ademas es un excelente fijador de aromas.

Aplicaciones mágicas: La raíz se ha utilizado tradicionalmente para buscar y conservar el amor. En Japón, se empleaba antiguamente como protector contra los malos espíritus. Esta variedad blanca se asocia, asimismo, a la pureza. 

Oleato con Madera de Sándalo

La madera de Sándalo desprende un perfume sensual exótico, azucado, enmaderado y picante.
Su aceite esencial favorece la elevación del espíritu y es y es usado para aliviar ansiedad y insomnio, y para desarrollar el armonía con su cuerpo y medio ambiente. Antiséptico, afrodisíaco, antiinflamatorio, diurético, expectorante, cicatrizante, fungicida, bactericida, antiespasmódico y sedante.
Posee propiedades equilibrantes y regeneradoras de la piel estimulando la reproducción celular. Muy bueno frente a eccemas secos, así como en pieles envejecidas y deshidratadas. Alivia picores e inflamaciones y sus cualidades antisépticas pueden resultar eficaces con el acné las ampollas y las heridas infectadas.

La elaboración de este oleato lo hemos realizado del siguiente modo:
Hemos triturado en un molinillo la madera de sándalo y a continuación la colocamos en un frasco de cristal con tapa hermética cubrimos con aceite de oliva y lo dejamos macerando entre tres y cuatro meses en un sitio fresco y sin luz.
Al cabo de este tiempo, procedemos a su filtrado y posterior envasado en envase de cristal con tapa hermética. Se recomienda que el aceite cubra en su totalidad el frasco, para evitar cámaras de aire, en el caso de no ser así, lo que se puede hacer es una vez tapado el bote es darle la vuelta asegurándonos que no se sale el aceite. Se guarda en lugar fresco y protegido de la luz.
Este es otro oleato que utilizamos en nuestros jabones.Es el mejor fijador del resto de aceites, para ayudar a que los aromas de éstos no se pierdan con el tiempo.

¡¡¡IMPORTANTE!!!


Si piensas recolectar las plantas en el campo, te sugerimos lo siguiente:
  • NUNCA lo hagas en espacios o entorno naturales protegidos.
  • Solo recolecta el mínimo a emplear.
  • Recolecta donde la planta sea abundante.
  • No dañes la planta ni su entorno.
  •  Actúa con responsabilidad y conciencia.
  • Mejor cultivar tus plantas si dispones de huerto, jardín o espacio para ello. 
  • Que nuestro paso por el campo no se note, y que causemos las mínimas molestias o daño a los animales, plantas y minerales que integran el medio ambiente. 
"Colabora con la Naturaleza y trabaja con ella, y la Naturaleza te considerará como uno de sus creadores y te prestará obediencia. Y entonces, ante ti abrirá sus recintos mas secretos, y te mostrara los tesoros nunca vistos por ojo alguno...."  (Fragmento de La Voz del Silencio, libro antiquísimo Tibetano)

Protege, Cuida, Educa y Respeta el medio ambiente, la Naturaleza siempre nos lo agradecerá. 
 

1 comentario:

  1. Seguiré las instrucciones, perfecto¡!
    Eres un sol por compartir tu sabiduría con l@s demás

    ResponderEliminar